Esos Locos Bajitos


Guión: Roberto Corroto

PÁGINA 1

Viñeta 1
Exterior de un bloque de edificios normal y corriente, de los que se pueden ver en cualquier barriada si vamos andando por la calle. El plano está centrado en un piso alto en particular, con un gran ventanal que da a la calle, y desde el que se puede percibir una persona sentada a una gran mesa. Se aprecia que está como leyendo algunos papeles que hay encima de la mesa, y hay algo que no le cuadra en lo que ve. En el lateral derecho se puede dibujar la pared de hormigón del edificio y allí se ponen los créditos, con el nombre de la historia y los nuestros debajo.

Viñeta 2
Interior del salón del piso que se veía a través del ventanal. Ya vemos claramente como la persona que está sentada a la mesa, es un hombre de mediana edad, unos 40 años, con perilla y pelo corto. Viste de sport y está con un bolígrafo en la mano intentando cuadrar las cuentas de su negocio. Los papeles encima de la mesa forman un batiburrillo del que no se pude sacar nada en claro. Una mano en la frente, síntoma de la desesperación y del calentamiento de cabeza que tiene.

JUAN (para sí mismo): ¡Esto no hay un Dios que lo cuadre, al final voy a tener que cerrar la joyería!

Viñeta 3
De repente llega su crío pequeño, de unos 8 ó 9 años de edad, normal, con una videoconsola tipo Nintendo DS o similar, de estas pequeñas que se pueden llevar a todas partes. Se ve que se la han comprado hace muy poco, porque el chaval está radiante de alegría e ilusión con su consola y se acerca al padre para mostrarle algo que ha conseguido hacer en un juego de la consola, como una especie de proeza para que el padre le felicite.

JUANITO: ¡Mira papá, mira lo que le he enseñado a hacer al perrito, mira papi anda!

Viñeta 4
Pero el padre está tan superado por no poder cuadrar las cuentas del negocio, que le pega un grito para que le deje tranquilo y se vaya a otra parte con el juego y la consola, haciendo un gesto con la mano para indicarle que se vaya de allí y le deje tranquilo. Su cara es un estallido de rabia acumulada por la impotencia de ver como su negocio va a pique.

JUAN: ¡NIÑO, DEJA YA DE JODER CON LA CONSOLA!

Viñeta 5
Juanito sale escopetado llorando hacía su habitación, con la consola en la mano.

JUANITO: ¡¡BUAAAAAAAAAAAAA!!

Viñeta 6
La mujer de Juan y madre de Juanito, aparece por otra puerta que la que se ha metido su hijo y que da al salón donde se ha producido la escena anterior, y al haber oído el grito de su marido y los lloros de su hijo, se lo recrimina al primero mientras persigue al segundo hacía la habitación.

MAMEN: ¡Ya te vale Juan, los problemas de la tienda no los pagues con el crío!

PÁGINA 2

Viñeta 1
Cambio de escenario. Vemos a Juan en la calle, acaba de salir de la casa después de comer para abrir su tienda por la tarde. Se le ve ensimismado, con las manos en los bolsillos, y dándole vueltas a la cabeza sobre como salir adelante con el tema de la crisis.

Viñeta 2
De repente se encuentra con un niño pequeño rumano (ver foto menos la botella de agua) que lleva un pequeño cartón que pone UNA ALLUDA PARA COMER (tal cual). El chaval esta al lado de una cadena de supermercados tipo EROSKI o MERCADONA, de los que tienen un tipo de seguridad en las entradas. El niño se para delante de Juan enseñándole el cartón porque no habla nada de castellano.

Viñeta 3
Juan no le va a dar dinero, pero se agacha un poco y le hace señas con las manos para que se quede allí esperando mientras se mete al supermercado. El chico parece no entender mucho lo que le quiere decir a pesar de los gestos.

JUAN: Espérate aquí que ahora vuelvo.


Viñeta 4
Juan entra al supermercado, las puertas se abren automáticamente a su paso y al entrar el tipo de seguridad le hace un comentario con los brazos cruzados a la espalda y sin moverse de su sitio.

SEGURATA: No se deje engañar caballero, estos saben latín desde pequeños.

Viñeta 5
Juan sale del supermercado con una bolsa en la mano. La bolsa lleva un logo del supermercado si es que se llega a ver. Se ve al chaval rumano esperando todavía donde le había dicho Juan. El de seguridad ya no dice nada.

Viñeta 6
Juan le da un sándwich de estos que van envasados al chaval mientras sujeta un asa de la bolsa aún abierta (acaba de sacar el sándwich) con la otra mano. Queda una botella de agua que todavía no ha sacado. El chico deja el cartón con una mano y con la otra coge el sándwich con una sonrisa de oreja a oreja.

JUAN: ¿Te gustan los sándwiches de ensaladilla rusa?

PÁGINA 3

Viñeta 1
Mientras el niño le tira un bocado al sándwich, Juan saca una botella de agua pequeña de la bolsa para que el chaval beba además de comer. Le habla mientras come pero el chaval no entiende una palabra, aunque Juan puede ver en sus ojos lo agradecido que está.

JUAN: Sí que te gustan sí. Ahora cuando acabes bebes agua de la botella.

Viñeta 2
De repente llega el padre del chaval. Es un tipo de tez morena, pelo rizado, barba y con una cazadora negra. Se puede ver una cadena de oro y un reloj dorado en su muñeca. Al verle, el chaval que se llama Catalin se asusta bastante y deja caer el sándwich que se estaba comiendo al suelo, ante la sorprendida mirada de Juan, que no entiende lo que esta pasando.

PADRE RUMANO: <¡QUÉ SE SUPONE QUE ESTAS HACIENDO CATALIN, TE TIENE QUE DAR DINERO, NO COMIDA!> *
CATALIN: <¡NO PADRE ESPERA!> *


Viñeta 3
El padre del chico lo coge bruscamente por el brazo y tira de él llevándoselo arrastras mientras le sigue recriminando su comportamiento. Juan intenta mediar impidiendo que se lo lleve así y se dispone a parar al padre sin saber muy bien ni quién es ni lo que quiere del chaval. Aún sigue con la botella de agua pequeña en la mano que había comprado para él.

PADRE RUMANO: <¡ME VAS A OBLIGAR A ENSEÑARTE A FUERZA DE PALOS!> *
CATALIN: <¡NOOOOO PADRE, POR FAVOR, HARÉ LO QUE ME DIGA!> *

Viñeta 4
Se ve como el tipo de seguridad coge del hombro a Juan con fuerza, para detener su intento de ayudar a Catalin y que no se meta en líos con el padre.

JUAN: ¡TENEMOS QUE AYUDAR AL CHICO!
SEGURATA: El chico es hijo suyo creo, o al menos vive con él y su madre.
SEGURATA: Hágame caso y no se meta en líos con esta gente.

Viñeta 5
Juan mira hacía el suelo con cara de incredulidad, cabreo y mucha pena por ver como de un segundo a otro, la cara del chaval pasaba de la alegría al miedo por lo que le esperaba en su casa.

Viñeta 6
Se ve el plano del suelo donde está mirando Juan. Allí, vemos el cartón (donde se puede leer claramente el mensaje) que le enseñó Catalin a Juan para llamar su atención, y junto al cartón el sándwich que se estaba comiendo con un par de bocados o tres tirados.

TODOS LOS TEXTOS ENTRE CORCHETES SON TRADUCCIONES DEL RUMANO.

PÁGINA 4

Viñeta 1
Cambio de escenario. Frontal de la puerta de la casa de Juan. Se ve como la mano de un hombre adulto llama a la puerta con los nudillos. Puede ser un plano detalle o algo que no ocupe mucho espacio en la página.

FX: TOC TOC

Viñeta 2
Mamen, la mujer de Juan, abre la puerta y ve que es el propio Juan el que ha llamado. Preocupada y extrañada, le pregunta si pasa algo, pero Juan está muy serio y lo único que hace es preguntar por su hijo, mientras entra a la casa.

MAMEN: ¿Qué haces aquí?, ¿se te ha olvidado algo?
JUAN: No, ¿dónde esta el niño?
MAMEN: En su habitación, no ha querido ir al colegio.

Viñeta 3
Plano en el que se ve la habitación del chaval. Está metido dentro de la cama leyendo un tebeo y se asusta un poco al ver al padre entrando. Se puede ver la videoconsola cerrada en una mesa auxiliar que hay entre la puerta de la habitación y la cama. Juan abre la puerta y entra para ver como está su hijo.

JUAN: Hola hijo, ¿cómo estas?
JUANITO: ¡Ehhh, estoy malo papá, no me obligues a ir al cole por favor!
JUAN: Tranquilo que no te voy a obligar.

Viñeta 4
Detalle de la mano de Juan, cogiendo la videoconsola de la mesa auxiliar de camino a la cama de su hijo.

Viñeta 5
Juan se sienta en los pies de la cama de su hijo y abre la videoconsola para acercársela a Juanito, mientras éste deja el tebeo de lado y sale de debajo de las sábanas para ir a sentarse al lado de su padre y coger la videoconsola. Su cara ha cambiado, ya no es de susto, es un poco de sorpresa por ver a su padre allí, en su habitación, cuando debería estar trabajando.

JUAN: ¿Por qué no me enseñas lo que hace el perro del juego?
JUANITO: Ehh...vale.

Viñeta 6
Viñeta final, es más grande que el resto en la página. En ella se puede ver a Juan sentado a los pies de la cama de su hijo, con el brazo alrededor de su hijo en señal de cariño, mirándole con una sonrisa como disfruta mostrando lo que hace a su padre. A su lado, Juanito con la videoconsola agarrada y jugando al tiempo que le va explicando al padre lo que hace. Y a Mamen en la puerta de la habitación, con cara de no saber muy bien lo que pasa, observando la escena desde la distancia.

JUANITO: Si le doy aquí hago que se tumbe y de vueltas, pero si quiero que salte, tengo que hac

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Guiones de Cómic Design by Insight © 2009